Tai Chi, Chi Kung

Practico soy monitora de Chi kung y tai chi. Dos disciplinas chinas que me han ayudado  para desarrollar técnicas que aplico con mis cursos y facilitaciones.

Coaching y Tai ChiTaichi-2-web

Llevo más de 25 años estudiando y trabajando en la gestión del cambio para el desarrollo de personas y organizaciones; implantación de sistemas, re-estructuración organizacional, evaluación y desarrollo de personas,  coaching y/o acompañamiento para el liderazgo, etc.

¿Qué tienen en común estas situaciones?

Se parte de una situación actual hacia una deseada o de cambio impuesta. Tanto si el cambio es elegido como si es impuesto, en la situación actual me encuentro en mi área de confort, lo que conozco y domino, frente a la situación deseada o futura que me es desconocida.

Para la mayoría de las personas (90% según los estudios), cualquier proceso de cambio conlleva una resistencia y
una carga de  estrés. Por tanto, mi trabajo tiene mucho que ver con la gestión del estrés.

Tensión, falta de visión de futuro, bloqueo, miedo, incertidumbre, “ebullición mental”, obsesión, dispersión… Todo esto puede tener consecuencias sobre el rendimiento, el deterioro en las relaciones y el abandono de objetivos entre otras.

Desde el enfoque ontólogico de la persona, cuerpo, emoción y pensamiento, forman un todo  inseparable y coherente:

El pensamiento, en situación de estrés sólo puede dar respuestas muy básicas: huida, ataque, parálisis. En este momento, más que nunca, necesitamos las funciones ejecutivas del cerebro: análisis e integración de información, toma de decisiones. Y no están disponibles porque la sangre que irriga la parte del cerebro dedicada a estas funciones está en otros lugares respondiendo a la situación de “alarma”.

El cuerpo está tenso, rígido y así nos perciben también los demás.

Las emociones, están más cerca de la irritabilidad, del miedo y del apego al pasado.

Siempre que haya tensión en alguno de los 3 ámbitos, se contagia a los demás. Y al mismo tiempo, actuando desde cualquier de ellas puedo influir sobre las otras dos.

Inmersos en la situación, somos incapaces de tomar perspectiva. Aparecen reacciones de queja cuando lo que se necesita es una respuesta de “hacernos cargo”.

Darnos cuenta, tomar decisiones, actuar y después evaluar y aprender de nuestras actuaciones son los 4 pasos para ir cambiando nuestros hábitos de respuesta.

En la práctica del Tai Chi, trabajamos la respiración y el equilibrio, el desbloqueo articular, el centramiento, la toma de conciencia, la relajación consciente, etc. Todo ello desencadena calma mental, desbloqueo emocional, y disminución de la tensión física. Se desactiva así el mecanismo del estrés (desactivando la amígdala) y por tanto se desbloquean las funciones ejecutivas del cerebro. Tomo la distancia que me permite generar un cambio.

Ahora sí, desde este lugar nos encontramos en las mejores condiciones para responder al entorno.

 

 

 

Taichi-Web

 

 

Anuncios